Aurora, de Arcturus ( mi experiencia extraterrestre)

Durante muchos años, mi misión y a lo que me dediqué plenamente fue a transmitir, enseñar y practicar con mis alumnos lo que yo iba recibiendo “intuitivamente” cada día, cada noche, o de manera improvisada, en medio de una explicación de lengua o matemáticas tradicionales, en el colegio, en casa, o incluso yendo por la calle.
Les decía: ” Esto que voy a hablaros ahora no está en los libros, por lo tanto me tenéis que prestar mucha atención ” Y ellos, dejaban todo, se hacía un silencio profundo en la clase y me escuchaban atentamente.
Juntos aprendíamos cada año( entre otras muchas cosas), a respirar conscientemente, a visualizar, a meditar, a relajarse, a tomar contacto y cuidar la Naturaleza. A ser felices y estar alegres día a día; a vivir el momento presente, a ser positivos, a compartir y ayudar. A hacer del aprendizaje en la escuela algo lúdico y ameno…
También introduje la música en mis clases, unas veces como soporte y otras como hilo conductor, pero siempre como protagonista.
Les hablaba de espiritualidad y de la importancia de “Ser todos Uno”… Del AMOR.
Nuestra clase “era una piña, llena de piñones”. Todos los términos empleados eran sencillos, claros y fáciles de entender.

En fin , teníamos un “Programa de Estudios” paralelo al oficial, que yo cumplía año tras año, con todas las generaciones de niños que pasaron por mí.
Siempre fui consciente de que lo que yo practicaba día tras día era algo que me ” llegaba” no sabía de dónde ni porqué,( el cómo sí: por paquetes de pensamiento/ información) y me era transmitido telepáticamente porque yo no lo había estudiado en la carrera. Cuando lo comentaba con alguien cercano , le decía, en tono de broma que ” a lo mejor me iba a estudiar por las noches a algún lugar fuera de la Tierra”.
Cuento y comparto estas vivencias ahora , casi treinta años después, porque hasta hace un mes no supe el ORIGEN de QUIEN marcó mi vida y vocación.

Y ahora viene la explicación y no es ciencia ficción:

Yo, por entonces, practicaba la meditación diariamente.
Un día, al terminar de meditar y abrir los ojos, vi frente a mí a alguien, con apariencia no terrestre pero real, viva, con una forma que no había visto jamás y que me recordaba al protagonista de la película ET.

No era ” de aquí “, eso lo supe de inmediato.
Mi sorpresa fue tan grande que no me dio tiempo ni a asustarme. No sé cuánto duró ni qué pasó después. En mí se hizo un vacío de recuerdos y sólo me quedó la obsesión por dibujar al ser que vi: cabeza ovalada, grande, de un azul especial, con unos ojos grandes y ovalados, color violeta oscuro, que transmitían un amor increíble, de energía femenina y muy muy amorosa. Sólo pude fijarme en su busto, no en el cuerpo.

Jamás volví a verla ni se comunicó conmigo desde mi parte consciente. Pero nunca la olvidé. Tampoco entendí nunca el porqué de aquella visita, de aquel encuentro.
Y , curiosamente, fue a partir de entonces cuando yo empecé a innovar en mis clases todo lo que he contado al principio, aunque nunca lo relacioné con esa experiencia.

Pasaron los años y hace unos días, “brujuleando” por YouTube, me encontré de pronto con la imagen de alguien muy parecido al que yo vi en mi casa: era un vídeo de alguien que hablaba de unos seres extraterrestres de Arcturus .
Los arcturianos.

¡ ERA ELLA! Era de esa clase/raza/naturaleza ( no sé cómo definirlo). La reconocí de inmediato.
Empecé a absorber todo lo que había en internet sobre ellos y , ahora sí, de nuevo y de forma ya consciente por mi parte, se ha establecido la comunicación con ese ser maravilloso, que se me ha identificado como AURORA, de Arcturus.

Y ahora sé, por ella , que aquel “encuentro” fue el que marcó un antes y un después en mi profesión y en mi vida en general:

Ella, sin yo saberlo conscientemente, no sólo me inspiraba , dictaba y enseñaba lo que yo hacía con los niños, sino que me motivó para que yo investigara, estudiara y me preparara en otros campos siempre relacionados con el mundo infantil y adolescente y la educación. Así ha sido durante la mayor parte de  mi vida profesional.

Es real y existe. Y lo comparto aquí,(como otras experiencias de mi vida) porque estoy segura que esto les ha podido pasar a más personas de otras profesiones y circunstancias y quizás al leerlo tomen consciencia de ello.

Tengo que deciros que, en esta nueva etapa de mi vida, Aurora me ha inspirado nuevos talleres y actividades, siempre enfocados al despertar de la consciencia y ya sí , de forma “directa”.
Gracias AURORA, de Arcturus.

Nota:
Para quien no los conozca, puede investigar en internet. Adjunto este link:

https://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/alien_races09.htm

y este otro :

Edgar Cayce dice en sus enseñanzas que los arcturianos son una de las civilizaciones más avanzadas de nuestra galaxia.
Arcturus es la estrella más brillante de la constelación de Bootes, a unos treinta y siete años luz de la Tierr