” BUSCÁIS LA PAZ Y, EN VUESTRA CARRERA IMPARABLE, LA DEJÁIS ATRÁS, EN EL CAMINO”

Estaba preparando mi próximo taller sobre Mindfulness , motivada por la necesidad que observo en mi entorno de hacer más momentos de silencio a lo largo del día y de frenar un poco el ritmo de vida que cada vez es más acelerado y entonces la Madre me habló:

-“Hija, escribe Mis Intenciones”- era la primera vez que empleaba ese término en nuestras conversaciones y presté especial atención: 

“Mi Corazón de Madre permanece día y noche a vuestro lado.

Cuando venís a Mí, reclamando y pidiendo ayuda, habéis olvidado que YO SIEMPRE he estado ahí. Olvidasteis leer MIS SEÑALES.

Con ellas os muestro el camino a seguir, pero la premura por vivir acelerados, os saca del momento en el que LA VIDA está ocurriendo.

Cada instante de cada instante es la eternidad hecha presente- os dije un día”-hace años La Madre me comunicó estas palabras, que han sido como un mantra para mí, desde entonces.

“La VIDA ocurre AQUÍ Y AHORA, en este momento en el que estás oyendo- leyendo- Mis Palabras.

En Mí encontrarás la paz que buscas, la solución que pides, la VERDAD que anhelas.

La respuesta a tu reclamo está en ti. No la busques fuera. Ni a Mí tampoco.

Yo, la Vida que Provee, La Madre, habito en ti. No me busques en la mente ni en el mundo de las ideas y los pensamientos… Yo habito en el silencio y para estar en Mí y Conmigo, no debes ir a ninguna parte, al contrario: debes dejar de buscar. Pararte literalmente. Sólo debes estar.

Yo, La Madre, os escucho AQUÍ Y AHORA, cada instante de cada instante, pero¿vosotros os detenéis a escuchar Mis Palabras, Mis Respuestas?

Vais corriendo tras la vida y os dejáis LA VIDA atrás. Buscáis la paz y, en vuestra carrera imparable, dejáis LA PAZ en el camino.

Hija mía, Mi mensaje de hoy es para ti y para todos mis hijos.

“El que tenga oídos que oiga”

Así es, Madre. Gracias de nuevo por tus Palabras, por tu Presencia Continua y por tu Amor. Y

¡Ojalá, por fin, seamos capaces de pararnos y seguir tus señales!