¿Ciencia Ficción?

Un día de primavera me siento relajadamente, dispuesta a sintonizar, y digo: Estoy receptiva a la comunicación con vosotros, mi familia de Luz.
¿Qué queréis que sepa en estos momentos?

– Hermana nuestra estamos contigo. Se está realizando un profundo cambio dentro de tu campo vibracional, pues la Luz ha encontrado cabida en ti. Permanece despierta y alerta, pues tendrás señales de este cambio.
Tus campos mental, emocional y espiritual están siendo modificados con nuestra ayuda.
¿Quiénes sois ?
– Venimos de Alcyon y recibirás confirmación de nuestra presencia aquí por otros medios.
– Tu campo áurico ha sido modificado para ser receptor y amplificador – emisor de las nuevas bandas de Luz (energía lumínica) que están llegando a la tierra, procedentes de galaxias exteriores.
Hay otros seres como tú, que también han aceptado ser receptores de esta energía y están siendo – o ya han sido- preparados.
No hay nada que tengas que hacer, tan solo ser consciente de este nuevo estado y permanecer despierta, conocedora/sabedora de tu naturaleza celestial y no solo de la humana.
Tu campo áurico está sellado, blindado y en continua expansión.
Tu parte humana precisa contacto con la naturaleza y tendrás ocasión de proporcionárselo. En estos momentos es muy conveniente salir de la influencia de las ondas que contaminan vuestros entornos y vuestros cuerpos.
– ¿Estando mi aura “sellada” también me afectan?
– Si, aunque en menor grado.
– ¿Y qué puedo hacer yo para ayudar a otras personas?
– Transmitirles tus conocimientos:
Que sean conscientes, que busquen los espacios abiertos y limpios. Que se comuniquen con la naturaleza. Los árboles son importantes y el mar, sanador.
Que encuentren tiempo para regenerar sus cuerpos y almas, en el contacto con lo primigenio y natural.
Que obtengan momentos de silencio y de comunicación con su Ser.
Que no sean esclavos de sus miedos y de limitaciones imaginarias.
Que el Amor ocupe el centro de sus existencias y que sea el Sol que les mueva a la acción.
Diles que nosotros, sus hermanos, les estamos ayudando.
Los despiertos comprenderán y sabrán la verdad de tus palabras. Los dormidos no las escucharán aunque estén muy cerca de ti; pero házselo saber igualmente.
Que tu boca no calle el Mensaje. Sé testimonio vivo del cambio y la conclusión de los tiempos. Sé también emisaria de la Luz, el Amor y la Paz para todos los corazones que lleguen a tu vida.
El juego de la dualidad está llegando a su fin. Se acercan los últimos días; los más difíciles y duros, pero también los más luminosos y plenos de todos los vividos hasta ahora.
Te amamos, respetamos y asistimos.
La comunicación es auténtica, real y veraz entre nosotros.
Sé y permanece consciente en todo momento, de nuestra presencia en tu vida, pues eso te dará fuerza para lo que tendrás que vivir cada día.
¡Te amamos, siéntelo!