El grupo de apoyo

Siempre supe que no estaba sola, aunque en muchas ocasiones de mi vida me sintiera solitaria (yo creo que hay una sutil diferencia entre “estar” y “sentirse”).

Hoy quiero compartiros la conversación que mantuve con quienes yo, cariñosamente, denomino mi “grupo de apoyo”.

No es la primera vez que se comunican conmigo (de hecho, la comunicación es permanente desde hace mucho tiempo), pero en esta ocasión sentí la necesidad de hacerles algunas preguntas y como no suelo hacerlo casi nunca, os las trasmito por si pudiera resonar con alguno de vosotros.

“Somos tu Grupo de Luz y permanecemos contigo más allá de tus percepciones, o sea, SIEMPRE”.

-¿Todos tenemos “un grupo de apoyo” cuando encarnamos?

“Sí. El número de miembros depende de los voluntarios disponibles. Generalmente son almas que quieren conocer lo que es experimentar la materia, pero sin llegar a encarnar. Es algo parecido a como nos has denominado( Grupo de Apoyo ).

Unos hemos encarnado ya en ocasiones anteriores y otros, por lo contrario, son almas nuevas que, antes de bajar, quieren “reconocer el terreno”, por así decirlo”.

-¿Y yo los conozco a todos, aunque ahora no lo recuerde?

“A la mayoría, sí. Algunos se unen al grupo porque previamente se han sentido afines. Somos ENERGÍAS DE LUZ deseosas de colaborar contigo.Hacemos de puente entre el HOGAR del que procedes y tu experiencia en la materia.

Al estar “despierta” y ser consciente de nuestra presencia a tu lado, la comunicación es fluida, rica y productiva. Percibimos tus estados de ánimo, así como tu corazón agradecido, servicial y amoroso; tus momentos de duda y de desánimo; tus risas, alegría y tu permanente paz interior.

Tus múltiples estados son contemplados y “vividos” por nosotros con auténtica admiración y alegría”.

La conversación siguió por un tiempo y, aunque esto pueda parecer extraño, siempre que “hablo” con ellos (y os aseguro que TODOS podemos hacerlo, de una u otra forma), siento que, de verdad, no estoy sola ni incomprendida, por mucho que a veces me lo parezca.