El tiempo cumplido

“¡Conecta! El grupo de ángeles que camina contigo se quiere comunicar.”

Escucho esto dentro de mi cabeza y, a la vez, fuera. Como los siento confiables, me apresto a escuchar.

“Nosotros somos respetuosos testigos de tu experimentación en la materia. Desde aquí las cosas suceden y se ven diferentes a como vosotros las vivís ahí encarnados, sin embargo, de alguna manera, que no os vamos a explicar ahora, vuestra experiencia nos “llega y enriquece”.

Como te decía La Señora días atrás. TODO SON PROGRAMAS que se cumplen en el tiempo.

Nosotros desde aquí lo llamamos “el tiempo cumplido”.

A veces puede suceder que por distintas circunstancias sintáis que no llega a vuestras vidas aquello que anheláis o, por el contrario, que os suceden acontecimientos no queridos ni esperados.

Pero queremos que sepáis, nuevamente, que TODO, TODO está bien y es lo correcto y perfecto para cada uno de vosotros.

Ni una hoja de un árbol ni un solo cabello de vuestras cabezas cae sin un propósito definido. TODO, TODO tiene su razón de ser.

Vivir en la paz, conscientes del disfrute de cada momento que tengáis que vivir, es lo que, desde aquí queremos recordarte y que tú así lo transmitas igual a todo aquel que quiera y necesite escucharlo.

Las ayudas están dispuestas para quien las solicite y tú sabes que son inmediatas y certeras.

Comunícalo así, pues hay corazones anhelantes de esperanza que precisan recordarlo”.

Una vez más, di las gracias a mi “grupo de apoyo” por toda su ayuda y atención, y por el privilegio de poder escucharlos.