Esta Navidad 2015

-” Hija, llevarás en estos días el Espíritu de la Navidad a muchos corazones y ellos a su vez se abrirán para compartirlo con otros.

La Navidad va más allá de las fiestas, reuniones y regalos que os intercambiáis unos con otros. Es la gran oportunidad de hacer un cambio en vuestras vidas, abriendo paso a la Luz, la Paz y el Amor, que en estos días se hacen más presentes.

El motivo que empleéis para potenciar y justificar los sentimientos de alta vibración, es lo menos relevante. Lo importante es que la Luz, La Paz y el Amor están entre vosotros y que podéis llenar de ellos vuestros corazones, elevando así la vibración de vuestros mundos internos:

Si para algunos la causa que les lleva a abrir su corazón es el nacimiento de mi Hijo el Cristo, ¡adelante!

Si para otros es la entrada de la Luz en el planeta con un nuevo solsticio, ¡enhorabuena!

Si para muchos es la inocencia de los más pequeños lo que motiva su alegría en estos días, superando los malos recuerdos, ¡bien! Recordad que “de los niños es el Reino de los Cielos y para entrar en él sólo tenéis que haceros como ellos”.

En estos días, hija, celebrad la fiesta del milagro del Amor Encarnado en cada uno de vosotros. Dejad que, de forma inocente, nazca en vuestros corazones la Esperanza de un mundo mejor: EL NUEVO MUNDO.

Yo, la Madre, os bendigo en estos días, amados hijos de Mi Corazón Inmaculado”.