Está ocurriendo

“Para no ahogarnos en el mar de las circunstancias y de los pensamientos es preciso anclarnos en momentos de silencio.

La conexión con la Esencia, con la Fuente, nos sacará de la irrealidad e ilusión en los que estamos inmersos cada día… ”

En esto meditaba yo en estos días, en los que las fiestas, las compras, las “quedadas” para comer o cenar con amigos, familiares y los compromisos llenan nuestras agendas.

Por no hablar de los innumerables mensajes, emails, llamadas o whatshap  que inundan nuestros móviles…

En medio del ruido y la inquietud  interior y exterior que me rodean e invaden, escucho  la Voz nítida e inconfundible de La Madre:

-“EXPANDIR VUESTRO ESPÍRITU, hija:¡ Está ocurriendo!

-EXPANDIR VUESTRAS ALMAS:¡ Está ocurriendo!

-ABRID LOS OJOS A LO PROFUNDO Y ELEVADO DEL SER:¡ Está ocurriendo!”

¿Qué está ocurriendo, Madre? -pregunto.

-“¡VUESTRO DESPERTAR HIJA!”