Estar en casa

“La alegría genuina nace en el corazón sin motivo ni razón alguna.

Esa es la auténtica y directa conexión con el SER.

Y esa alegría surge de la paz del alma, no exenta sin embargo, de todas las experiencias humanas que conlleva el diario vivir.

La SONRISA DEL ALMA es la más pura, la más auténtica y también la que más sana en situaciones de conflicto o dolor.

La sensación que genera es la de “ESTAR EN CASA”.

Ese instante de comunión con lo más auténtico de nosotros mismos compensa todas las demás experiencias que nos puedan hacer sufrir.

AQUÍ y AHORA. SÓLO SER y SÓLO ESTAR. Esos son los caminos que nos llevan al encuentro con nuestro Aspecto Divino”.

La práctica continuada de la meditacion hace que esta experiencia sea posible en nuestra vida diaria.

Si lo es para mí, igual lo es para ti. Créelo. Compruébalo.