HAY QUE ESTAR ALERTA

 

Nosotros, tu Grupo de Apoyo, estamos dispuestos para comunicarnos contigo.
Permanece alerta y atenta, tanto a tu interior como a lo que te rodea.
Mantén activo tu radar pues es mucho lo que está sucediendo, que no es visible a los ojos humanos aunque sí notáis los efectos, según vuestro estado vibracional.
Hay una gran entrada casi permanente de energía en forma de ondas de electromagnetismo, que os afectan en diversos aspectos(físico, mental, emocional…)
Se habla de tormentas solares pero es mucho más que eso porque las emisiones no sólo son externas sino que también proceden del interior de Gaia y no siempre ni todas tienen una intención benéfica. Parte de quienes las producen son seres de muy baja vibración.
Estas ondas potencian vuestro estado consciencial; por eso, os instamos a que elevéis lo más posible vuestro nivel con pensamientos positivos, estados de paz y alegría y a que frecuentéis entornos de naturaleza viva, durante el mayor tiempo posible.
No entréis en provocaciones más o menos sutiles de tristeza, enfado o pesimismo de vuestro entorno o inducidas a través de pensamientos que se envían también a través de ondas, para confundiros y que creáis que son de vuestra propiedad.¡ No es así!
Nuestro mensaje es:
¡Atención, atención, atención!
Pues el ataque de la Sombra es cierto y seguro. No hay engaño en esto.
El contacto con la naturaleza( árboles, zonas de agua…) actúan de barrera natural ante la emisión de las ondas negativas o de baja vibración.
El contacto con medios de comunicación alarmistas y personas tóxicas favorece, por el contrario, el «acople» de estas ondas a vuestro campo electromagnético.
Es necesario e importante que estos hechos sean conocidos transmitidos entre vosotros, porque el conocimiento os dará la oportunidad de actuar a cada uno según vuestro libre albedrío.
Los llamados»trabajadores de la Luz» tenéis mucho que hacer, amados nuestros. No podéis dormiros ni descansar porque la Sombra no os dará tregua alguna. Pero también contáis con nuestra ayuda y apoyo en todo momento. Sólo tenéis que pedirlo.