» LA BELLEZA Y LA PERFECCIÓN OS RODEAN»

“Silencio, silencio, silencio por fuera y por dentro. Silencio para llegar al encuentro”.
-Escucho estas palabras dentro de mí, al entrar al lugar sagrado al que suelo ir con frecuencia, en el Escorial.
Después de un largo viaje por Indonesia( donde pensaba que iba a tener la ocasión de escribir mucho y no fue así, más bien tuve la oportunidad de experimentar multitud de sensaciones ), vuelvo aquí para retomar mis rutinas.
Hay algunos momentos en los que cuesta más hacer silencio que otros y se hace difícil entrar en él, como es mi caso, después de venir de entornos muy bulliciosos y tener la mente especialmente activa durante todo este mes.
Dice La Madre:
-» Quiero volver hablaros del AMOR y cómo YO, LA MADRE, os lo manifiesto de múltiples formas y maneras.
Quiero abriros los ojos una vez más, los ojos del alma, y así podáis percibir toda la perfección y la belleza que os rodean.
Cuanto más se esfuerzan por mostraros, a través de diferentes medios, el dolor, el odio, el miedo, la desgracia, la desesperanza y la crispación entre mis hijos, más evidencio YO la Luz, la Alegría, La Paz, el Amor y la Esperanza entre vosotros.
Por más que la Oscuridad intente hacer de este mundo su reino, sólo es un vano intento; La Luz siempre prevalece.
Armonizad, hijos, vuestros sentidos en el contacto con la naturaleza pues ella os ayudará a equilibraros.
De nuevo os insto, hijos míos, a buscar el silencio dentro de vosotros, a conectar con vuestra respiración.
Inhalando y exhalando, os conectáis con el Fluir de la Vida y vuestras células activan su memoria recordándoos quiénes sois en realidad: Los Hijos de La Luz experimentando la dualidad, con la misión de bajar el Cielo a la Tierra.
Amén.