La conclusión

“…VIVE Y SÉ DICHOSA, aprende a disfrutar de ti y lo podrás hacer igual con los demás seres que están cerca de ti; pero por favor ¡empieza por ti!

Canta, baila, sonríe, disfruta y cuida con responsabilidad el vehículo que te contiene.

Busca y alcanza tu equilibrio emocional, mental y espiritual empezando por la materia. Sólo así estarás siendo responsable con tu verdadera misión: tú misma y tu propia experimentación.

Os amamos, hermanos nuestros.

La comunicación con vosotros está permanentemente activa y abierta, y todos podéis acceder a ella.

Abriros a esta posibilidad y sed permanentes y constantes en ello.

Os llenamos de Amor. Somos vuestra familia de Luz.