La paz en la aceptación

En la madrugada del domingo me despertó la Voz de la Madre:

-” …Que recuerden mis hijos que TODO ES PERFECTO, AÚN EN SU APARENTE IMPERFECCIÓN.

Que así como surge la primavera tras el frío del invierno, igual ocurre en vuestras vidas, hijos míos, cuando estáis ante situaciones aparentemente difíciles de superar: la solución está próxima a llegar.

Todo lo que os acontece, como siempre os recuerdo hijos míos, está amorosamente preparado por vosotros para vuestra evolución natural.

Vuestro Espíritu se engrandece cuando sois capaces de bendecir vuestras vidas y  circunstancias personales.

La atención puesta en cada respiración, hace que se eleve vuestra vibración y se mantenga y mejore la salud en todos sus aspectos: el físico, el mental y el emocional.

Tú sabes, amada hija, que todo tiene una razón de ser y que no cae una hoja de un árbol, ni un cabello de tu cabeza, sin un propósito.

CON LA ACEPTACIÓN LLEGA LA PAZ.

ASÍ ES, ASÍ ES Y ASÍ OS LO CONFIRMO Yo, la Madre que os cuida y provee.