Los acontecimientos en el mundo

Aunque no acostumbro ver ni escuchar las noticias que nos transmiten los medios de comunicación, por lo general me mantengo al tanto de casi todo lo que acontece, no solo en España, sino en otros países con los que mantengo lazos afectivos, como Venezuela; o que están pasando por procesos electorales como USA, o por consultas populares como el Reino Unido, o atravesando conflictos sociales como Siria, Líbano y otros países.

Los conflictos mundiales y las vidas de los seres que los están padeciendo, me hacen formularme preguntas que mi mente no consigue responder. Durante el desayuno, las compartí con mi pareja: “¿Estaremos equivocados en nuestra forma de pensar positiva, optimista, y el mundo va realmente hacia el desorden, la desintegración y el desamor?”

Con esta duda aún dando vueltas en mí cabeza, cogí el coche y me fui a Prado Nuevo, en el Escorial. Estando ya allí y después de permanecer largo rato sentada en silencio bajo la sombra de un fresno, la Madre me habló:

“Hija, armoniza aquí tu mente y tus sentimientos; Estoy contigo. Yo soy la Madre y os cuido.

Todas, todas las circunstancias que acontecen en vuestras vidas, son para vuestro mayor bien y así tenéis que verlas. Todas, sin excepción.

Te respondo la pregunta que te hacías esta mañana:

TODO ES COMO TIENE QUE SER. NADA ESTÁ FUERA DE LUGAR.

Hija, habrá una “separación de mundos” dentro de la experimentación no-real en la que estáis inmersos.En un mismo mundo habrá varios mundos y cada uno de mis hijos seguirá experimentando en aquél  que mejor armonice con su vibración.

No hay nada nada bueno o malo; mejor o peor; cada uno vive y vivirá la experiencia que su alma haya elegido y que necesite para su evolución, en el proceso de vuelta al HOGAR, a la UNIDAD, a la FUENTE.

Quienes precisen vivir la escasez, el miedo, la inseguridad o la angustia, se agruparán para vivirlo y quienes vibren con la abundancia, la prosperidad y la paz, igualmente se reunirán de forma natural y espontánea para vivir esa experiencia.

Las opciones y elecciones no os las imponen, ni vienen de fuera: LAS CREA Y ELIGE VUESTRA PROPIA ALMA.

Y así es, así es y así es. Y Yo, la Madre que os provee desde el Amor, he aclarado ahora tu duda”.

No me quedó nada más que añadir. Ya estaba claro, al menos para mí.

AMÉN.