Madre Tierra

Sentada en la montaña, al pie del faro de Santa Pola, en Alicante, contemplaba extasiada el Mediterráneo al atardecer, cuando de mi interior surgió una Voz:
– Parar es necesario, interiorizar es importante.

Es imprescindible mirar hacia dentro, entrar en el silencio interior y ESTAR. Sólo así se sacan fuerzas para vivir hacia fuera. Sólo así se vive desde el Espíritu.
Las dudas y los miedos se desvanecen en la Luz.
La Luz y la oscuridad son una misma cosa.
Escúchate a ti misma y saldrás fortalecida.
Todo cuanto necesitas está ya en ti.
La Riqueza habita en lo más profundo de tu interior y para hallarla, sólo tienes que adentrarte en ti.
Los Mensajes del Espíritu son claros para el que sabe escucharlos; dan paz y luz en los momentos precisos y son necesarios en el camino que has de andar.
Todas las cualidades viven en tu interior como el agua vive en lo profundo de la montaña. Fluye a través de ella y sale a la superficie, aunque, en ocasiones, vuelve a sumergirse nuevamente para tomar las energías más vivas de la Madre y volver a emerger de nuevo fortalecida y llena de riquezas.
ASÍ ERES TÚ Y ASÍ ES TU VIDA.