Meditación Activa – 2

– Al llegar a casa, la comunicación continuaba:
Os están asistiendo miríadas de hermanos vuestros para que os sintáis acompañados y recordéis en todo momento quiénes sois, cual es vuestro origen y el porqué de vuestra experiencia. También ellos os admiran y es un honor acompañaros.
Cuando creáis que no podéis más, cuando cualquier situación os desborde, acudid a Mi, recitad Mi Nombre, porque Yo ya estoy ahí, pero retiraré el velo para que sintáis con mayor luz Mi Real Presencia y vuestro dolor y miedos desaparecerán porque Yo pondré Luz a la situación.
Es Mi regalo de Padre a mis amados hijos.
Cuando vuestro tiempo termine y mi Amor os traiga de vuelta a Casa, celebraremos en vuestro honor.
Sólo entonces seréis conscientes de vuestro trabajo aquí y ahora.
Os amo, os amo, os amo y permanezco en vosotros y con vosotros.
Entre vosotros y Yo no hay “entre”: jamás nos separamos porque somos UNO. Mi Amor, que soy Yo, os creó en Mí y así, siendo Mi Naturaleza la vuestra, permanecéis en Mi como Yo en Vosotros.
Hijos amados, mis bendiciones están en vuestro corazón.
Le pido que me confirme su nombre y me dicta: ALFA Y OMEGA.