Mi responsabilidad

Sed coherentes en vuestras decisiones, pues la coherencia y la responsabilidad van de la mano con vuestro plan de vida o misión, y ésta no es un un objetivo de vida a cumplir, sino una cadena de pequeños momentos. Cada momento, a su vez, está formado por instantes de eternidad que encierran TODA TU MISIÓN.

Luego en cada pensamiento, en cada gesto, en cada movimiento o acto tuyo, estás cumpliendo lo que has venido a hacer: VIVIR.

¿Os habéis responsabilizado con vosotros mismos y vuestras VIDAS, o habéis olvidado lo importante que sois y os habéis relegado y negado en aras de otras personas o circunstancias?

Amados nuestros, sois SAGRADOS, SOIS VALIOSOS y vuestro “trabajo”(vivir) es irrepetible. Si no lo hacéis vosotros, nadie lo va a volver hacer. Ahí está vuestra responsabilidad y coherencia.