” MI VOZ PERDURA EN EL TIEMPO”

Después de tres semanas ausente del blog, me cuestionaba  de nuevo,( como muchas otras veces, sentada en la arena, frente a un mar Mediterráneo tranquilo y cadencioso) la posibilidad de dejar de subir por un tiempo, las conversaciones mantenidas con la que yo llamo ” mi familia de Luz”.

¿Los motivos? Muchos o ninguno, según el momento en el que me lo planteara.

Por unos instantes mi mente y mi corazón guardaron silencio para concentrar la atención en el sonido constante de las olas y estando ahí, en ese espacio, La Madre habló: 

 

“Quiero que sigas escribiendo.

MIS ESCRITOS Y MI VOZ PERDURAN EN EL TIEMPO Y EL ESPACIO, y a aquellos de mis hijos que sientan en su corazón la llamada a despertar y la sigan, Yo los conectaré a Mí a través de tu canal y del de otros que, como tú, se han ofrecido para ser transmisores del Mensaje de Luz y Amor que ayudará a elevar la consciencia en el planeta.

A veces os infravaloráis, hijos míos, pensando que sois uno, que vuestra voz llega a pocos hermanos, que no llenáis salones, ni sois muy conocidos o seguidos en las llamadas “redes sociales”.

Tengo que deciros que quien piensa y se expresa así es el ego, la personalidad; pero Yo, La Madre, os digo:

Uno a uno, con vuestra aportación, vais llenando pequeñas parcelas de Luz que se unen a otras y a otras… Pequeñas todas, sí, pero imprescindibles para completar el Mapa.

Vosotros, como hijos que trabajáis en La Luz, cumplís vuestro papel allí donde vuestra alma eligió antes de que encarnarais en la materia. Y es allí, desde ese lugar donde cumpliréis con el Plan Divino, según el cual TODO regresa a la FUENTE de donde salió.

EN LA CREACIÓN NADA SE PIERDE, TODO OCUPA SU LUGAR Y TODO TIENE SU RAZÓN DE SER, a pesar de que en alguna ocasión no lo veáis o que perdáis la perspectiva del conjunto.

Si os llegara ese momento, hijos míos, si os encontrarais en esa situación temporal y momentánea, volved las miradas hacia vuestro interior. Conectad con vuestro corazón desde el silencio…Y allí me hallaréis a Mí, abrazándoos y envolviéndoos en EL AMOR INFINITO DE LA FUENTE.

 

Y es desde este apacible lugar, donde hoy me he comunicado con vosotros, mis queridos hijos servidores de la Luz, hijos despiertos, de vuelta al HOGAR y viviendo una experiencia humana.

 

YO, LA MADRE, PERMANEZCO CON VOSOTROS EN TODO MOMENTO, LUGAR Y CIRCUNSTANCIA.”

Y así es, así es, así es. Amén.

 

¡Gracias Madre!