Querer, Creer, Crear.

Hoy, le pregunté  a la Madre:

¿Qué quieres que escriba esta semana en tu blog?

-“Cuenta, me dijo, cómo la vida os trae, a veces, cambios de dirección motivados por distintas experiencias- agradables unas, desagradables otras, según vuestro concepto. Y cómo estos cambios constituyen puntos de inflexión que os llevan inevitablemente a hacer un alto en vuestras vidas, para reflexionar y mirar hacia el interior de vuestras almas. 

En esas circunstancias, la reflexión es importante para tomar conciencia del camino recorrido hasta entonces y del nuevo que vais a comenzar.

La actitud positiva y la confianza en MI PROVIDENCIA, os ayudarán a dar los primeros pasos. Para algunos pueden ser pasos firmes y seguros. Para otros, dudosos e inseguros. Más, al lado de cada uno está siempre Mi Mano sujetándoos y completando lo que os falte para poder avanzar.

Mi Mensaje hoy, hijos míos, es nuevamente un Mensaje de Esperanza y fe en que YO, PADRE-MADRE-AMOR, permanezco inmutable en MÍ, cuidando de todos y cada uno de vosotros, en todo momento, lugar y circunstancia.

MI PRESENCIA permanece también en medio de la niebla que vuestros pensamientos o emociones negativas pudieran generar.

Hoy, una vez más, os transmito Mi Presencia a vuestro lado de forma permanente.

Hijo, hija que me escuchas, entrégate en Mis Brazos, fúndete en Mi Corazón, dame tus penas y aflicciones, que Yo las haré Mías y te las devolveré transformadas en alegría y confianza en la Bondad de la Vida, de tu vida en particular.

Hijo, hija, confía, confía, confía y permite tu transformación. No estás aquí para sufrir sino para disfrutar de la experiencia elegida por ti.

Mira el mundo, tu mundo y vive el Cielo en la Tierra. Esto es posible y cierto; SOLO SE TRATA DE QUERER, CREER Y CREAR ESTA REALIDAD, y se hará presente y palpable en tu vida.

Hijos amados, YO SOY LA MADRE y os bendigo.

AMÉN.”