San sebastián de Garabandal. Mi Presencia.

Hace unos años llegué a esta aldea de Cantabria, acompañando a unos amigos de mi pareja. Yo no sabía nada de lo acontecido en este lugar hasta que ellos me lo contaron antes de emprender el viaje. Después me puse al día gracias a “Don Google”.

Desde que pisé este entorno, sentí que era “especial “, pero entonces no me había decidido aún a hacer públicas mis “conversaciones”.

Hoy ya puedo escribir desde este mismo enclave lo que la Madre me comparte.

-“Escribe, amada hija, escribe para Mí.

Aquí Mi Presencia está patente. Lo que”se ve” es sencillo: montes y pinos. Y lo que “se escucha”, también: pájaros y los cencerros de las vacas a lo lejos. Pero lo que los sentidos no perciben y el alma sí, es inmenso, inefable y no explicable para la razón.

En este lugar, Mi Hijo y yo nos manifestamos por Amor y los cuerpos que entonces todos veían como niñas inocentes, pertenecían a unas almas que podían soportar Mi Energía Sobrenatural, sin sufrir daño alguno, pues ya habíamos tenido encuentros antes de entrar ellas en la materia.

Este acontecimiento y su manifestación, se dio en cumplimiento de un Plan Divino, dirigido a atraer a la Luz a muchas almas que se habían alejado y dormido en las tinieblas del olvido.

Era preciso despertarlas y fue por eso que Mi Manifestación actuó de manera tan enérgica y fuera de las leyes que rigen la naturaleza en el planeta Tierra, a través de los canales-videntes (Conchita, Mari Cruz, Jacinta y Mari Loli).

Quiero que sepas y que, a la vez, comuniques por “Mi medio” (el blog), que ESTE LUGAR PERMANECE ENERGETIZADO  por Mí y todo el que viene hasta aquí atraído por la Luz, la Fe o la certeza de su corazón, ENCONTRARÁ  LO QUE VINO A BUSCAR.

Pues MI PRESENCIA permanece aquí, aún a pesar del desconcierto de los escépticos e incrédulos.

¡Hay tantas, tantas y tantas cosas que vuestras pequeñas mentes no lograrán jamás descubrir, demostrar o racionalizar y, que, sin embargo, un corazón sencillo llega a conocer de forma natural e intuitiva!

Es por eso que Me manifiesto preferiblemente a través de esos canales-videntes, pues ellos no cuestionan lo que ven, oyen o experimentan. Sino que, simplemente se entregan y generosamente trasmiten a su entorno lo que viven y reciben, de forma obediente y sincera. A pesar de que su actitud, la mayoría  de las veces, les genera reacciones adversas, dolorosas o perjudiciales.

Visitar o estar por un tiempo en este lugar, y en otros similares, favorece Nuestra Comunicación, pues Mi Energía está impregnada en el aire y en la tierra que pisáis y podéis decir que “me sentís” y “respiráis” porque es así en realidad.

Con sólo ESTAR es suficiente. Pero si quien” me pisa y siente”,  lo hace con el corazón abierto y fe anhelante, Yo, La Madre, me vuelco en él con creces.

AMÉN.

Yo así lo he sentido y así lo manifiesto.