Ser Humano

¿Por qué he actuado  de una forma tan inconsciente y tan humana? Me decía a mi misma en una ocasión… De inmediato, oí una voz rotunda dentro de mí:
¡No reniegues de tu condición! Ser humano es una oportunidad, un mérito y no un defecto.
Sé impecable en tu comportamiento contigo y con los demás, porque de esa siembra recogerás cosecha.
Sé indulgente contigo primero y después con los demás, pues esa indulgencia salvará tu vida más adelante.
Sé generosa contigo misma y con los demás pues, en la misma medida, la Vida te va a responder.
Sé amorosa contigo misma y con todo lo que te rodea, porque sólo el Amor engendra Amor, la medida del alma.
Sé decidida y firme contigo igual que con los demás, pues la decisión y la firmeza van de la mano del amor y la indulgencia, imprescindibles para volver al Hogar de donde saliste un día.
Mira a todos y cuídalos como te cuidarías a ti, porque esa mirada y cuidados te serán devueltos en abundancia.
Disfruta, ríe y sé feliz con lo que la Vida ponga en tu camino a cada momento, porque así me darás Gloria y Gratitud, amada hija.
Tu cuerpo es un templo. No lo profanes con pensamientos, palabras, obras u omisiones, porque es tu Vehículo Sagrado para transitar por la tierra. Cuídalo amorosamente, pero con firmeza.
Por último, sé armoniosa en tu comportamiento, gestos y actos para Mi Mayor Gloria.
Yo Soy LA VOZ DE LA SABIDURÍA, que ha hablado para ti.