“Siempre, Siempre, Siempre”

“SIEMPRE, SIEMPRE,SIEMPRE”, con estas palabras empezaba hoy La Madre su mensaje:

-“Recuerda esta máxima:

SIEMPRE existen opciones.

SIEMPRE se encuentra una solución para cada problema.

SIEMPRE hay alguien que mira por ti.

SIEMPRE sale el sol, por muy oscuro que esté el día.

SIEMPRE amanece.

SIEMPRE hay unas manos esperando las tuyas.

SIEMPRE hay una salida para cada situación aparentemente bloqueada.

SIEMPRE Mis Ojos te están mirando.

SIEMPRE Mi Corazón se compadece de ti.

SIEMPRE escucho tus plegarias y respondo a ellas.

¡¡ SIEMPRE!!

Y te hablo de “SIEMPRE”, para activar tu confianza, para avivar tu fe. Para recordarte que todo cambia y se renueva en la naturaleza e igual en vuestras vidas.

“SIEMPRE”, es la puerta abierta para el cambio.

Y, SIEMPRE hay un perdón y un abrazo y un” te quiero”, si tu corazón lo pide.

SIEMPRE es la ESPERANZA.

¡ Medita en ello!

Yo, La Madre”.