Silencio y Meditación

-“Hija amada, el alma necesita INSTANTES de SILENCIO y MEDITACIÓN  para crecer en profundidad y altura, así  como crecen los árboles”.

Esto me empezó a decir La Madre mientras yo contemplaba embelesada las formaciones rocosas de Montserrat, en Cataluña y llenaba mis pulmones con el aire y la energía que allí se respiran.

-“Todo está bien en tu mundo, compréndelo así, amada nuestra”           

Entonces Madre -le dije- aclárame esto por favor: ¿Podemos con nuestra intención “crear” y ” producir “, o no, los cambios que queremos para nuestras vidas?

-“En primer lugar, hija, son importantes la ACEPTACIÓN y el BENDECIR EL BIEN OCULTO detrás de cualquier situación que os parezca inarmónica o difícil de sobrellevar, pues TODO tiene un propósito en la Creación y nada se sale de ese propósito.

En respuesta a tu pregunta te digo: todo está bien como está y como se manifiesta en tu mundo aún cuando, en tu limitada percepción, no alcances a comprender esta Verdad.

Y también te digo que, como hijos creadores que sois, emanados de la FUENTE, podéis elegir otro camino de experiencia diferente, de acuerdo siempre con vuestro” plan de vida” original.

Esto, hija mía, es comprensible para tu corazón, más no para tu ego. Y de ahí la duda y la discrepancia entre lo que TÚ anhelas experimentar y lo que la vida te ofrece.

Ahora hija mía, desde el silencio de la Meditacion, susúrrale a tu corazón que La Paz y la Felicidad son derechos inherentes a vuestra existencia. Él lo entenderá y aprenderá a conectarse con ellas, sea cual sea la circunstancia por la que estéis pasando.

Hija, conectar con la Alegría no es el privilegio de unos pocos, sino un atributo del alma, por lo que es asequible a todos.

ESCUCHA MIS PALABRAS Y DEJA QUE PENETREN SUAVEMENTE DENTRO DE TI. 

YO SOY LA MADRE Y OS AMO, HIJOS MÍOS.