Un juego cósmico

Durante los días que me dictaron estas “enseñanzas”, siempre fueron súper puntuales al despertarme y, curiosamente, sin importar lo que hubiera dormido esa noche, a lo largo del día no me sentía con sueño, sino totalmente despejada.
– “¿Estás dispuesta?”, me preguntan.

Yo cojo el cuaderno y el bolígrafo y me dispongo  a transcribir sus palabras.
-“Dudas de tu capacidad pero te recordamos que nuestra unión es permanente y la conexión total, en cualquier momento o lugar.
– ¿Quién me habla ?
-“Somos tus guías-acompañantes; compañeros de camino y de experiencias, aunque solo tú has bajado y encarnado en la materia como humana”.
– ¿Qué debo saber hoy?
-“Hoy te hablaremos, una vez más, de tu verdadera esencia”.
Desde el plano en el que nosotros habitamos, la existencia no es tan complicada como ese donde tú permaneces. Aquí todo es fácil y trasparente. La Luz brilla por sí misma y la unión, el apoyo y la colaboración es de todos. Pues, aun siendo individualidades, formamos una sola intención, una sola experiencia, un solo compromiso y una sola UNIDAD.
Ahí donde tú habitas, ese es el reto y son muchos los obstáculos para llegar a conseguir lo que entre nosotros fluye y ocurre de forma natural.
No te contamos esto para que te entristezcas por lo que no tienes ahí donde estás, sino para que recuerdes cuál es tu verdadero origen y cuál tu verdadera naturaleza, dentro de ese vehículo que habitas e impregnas con tu Energía de Luz.
Todos los ángeles encarnados lleváis la impronta de vuestro origen y nacimiento y es por eso que, más pronto o más tarde, todos volveréis de forma natural al Hogar del que salisteis y que os engendró.
Estáis de paso, amados nuestros, sólo de paso por ese lugar. Así que ¡moveos!, ¡despertad de vuestro letargo por largo tiempo pospuesto y volvamos a casa ya!
Es vuestro tiempo y todos estamos aquí para ayudaros, para que veáis, sintáis y sepáis que no estáis solos y que nunca lo estuvisteis.
Vuestro origen pugna por salir, por aflorar a través de vuestras vestiduras humanas. Lo que realmente sois quiere manifestarse, ahora más que nunca.
Estos son tiempos complicados, no os lo vamos a negar, en los que la sombra compite con la Luz y es mucho lo que se juega en ese tablero de ajedrez que es la vida en vuestro plano; aunque al final es sólo eso, un juego más. Nada es importante ni trascendente; todo está bien, créelo, amada nuestra.
Mira a tu alrededor con “ojos” de ángel. Ve todo lo que te rodea con tu visión original, utiliza tu naturaleza para vivir en el planeta y, de forma espontánea y natural, sentirás cómo fluye de tu interior el amor, la comprensión y la compasión hacia todo y hacia todos  los que te rodean.
Unos son tus iguales, otros no, pero todos tienen un mismo origen: el Padre-Madre-Amor y a Él volverán un día, y en Él volveremos a converger todos.
Utiliza tu visión angélica para vivir en la tierra, hermana nuestra. Piensa, siente, vibra, ama, comprende y sé un ángel aunque vivas, comas,duermas y actúes como un humano.
Simplifica tu vida; llénala de sencillez y sonríe ante cualquier acontecimiento.
¡Es un juego, querida nuestra! Nada es real. Acéptalo así porque así es desde el origen: un juego cósmico de Amor.